Trump interviene en el mercado y el petróleo recupera los 30 dólares

In Noticias del Petróleo

Con el petróleo en mínimos de 2002 y algunos analistas alentando incluso la posibilidad de una caída del precio hasta los cero dólares, Donald Tuump ha intervenido en el mercado al anunciar que comprará inicialmente 30 millones de barriles para aumentar las reservas estratégicas de EEUU. El barril de Brent amplía su remontada hasta tocar los 30 dólares.

El mercado del petróleo completa hoy dos semanas frenéticas, con el detonante de los desplomes en la cumbre de la OPEP que el pasado 6 de marzo selló la ruptura del pacto de recortes de producción con Rusia.

Desde entonces, el barril de Brent ha llegado a desplomarse más de un 50%, desde los 49 dólares con los que cotizaba en plena cumbre de la OPEP hasta tocar mínimos en 24 dólares.

La situación se ha repetido, incluso agravado, en la cotización del barril tipo West Texas. El petróleo de referencia en EEUU se hundió hasta tocar mínimos del año 2002 en 20 dólares.

Los analistas justificaban el desplome por la “tormenta perfecta” desatada en el mercado, al coincidir el amento de producción previsto por Arabia Saudí y Rusia con la caída récord de la demanda debido a la repentina paralización de la actividad en Europa y, de manera creciente, en EEUU.

Firmas de inversión como Goldman Sachs, Jeffries y Bank of America pronosticaban precios inferiores incluso a los 20 dólares en el barril de Brent, y el nuevo escenario daba pie a predicciones más extremas.

El plan del Departamento de Energía contempla que las empresas del sector con menos de 5.000 empleados sean las destinatarias preferentes de las compras realizadas para completar las reservas estratégicas de crudo.

Desde Mizuho Securities plantearon la posibilidad de una caída del precio del petróleo a cero dólares, incluso a precios negativos, ante la incapacidad del mercado para almacenar el ingente stock de barriles que provocará la bajada récord de la demanda. Según señalaban desde la firma japonesa, el mercado, estabilizado en el entorno de los 100 millones de barriles, podría encontrarse de repente con un excedente diario de 20 millones de barriles diarios.

EEUU interviene en el mercado

El problema que provocaría la incapacidad de almacenar todos los barriles de crudo sobrantes se ve atenuado por la decisión del presidente estadounidense de intervenir en el mercado. Donald Trump ha anunciado que EEUU comprará hasta 30 millones de barriles para aumentar sus reservas estratégicas de petróleo. En un año electoral, la medida permitirá aliviar a un sector clave en estados como Texas. Los analistas además habían alertado del peligro para el sistema financiero de una hipotética debacle de la industrial petrolera.

Los planes del Departamento de Energía de EEUU van más allá. Las reservas estratégicas, almacenadas en Texas y Luisiana, tienen actualmente una capacidad disponible de 77 millones de barriles. EEUU comprará inicialmente 30 millones de barriles, pero ya ha solicitado al Congreso una partida extraordinaria de 3.000 millones de dólares para completar las reservas estratégicas.

El pago de 3.000 millones de dólares por los 77 millones de barriles de capacidad disponible en los almacenes supondría un precio medio de 38 dólares el barril, un nivel muy superior a los mínimos de 20 dólares que ha llegado a tocar esta semana.

Los analistas de Goldman Sachs, unos de los primeros en predecir caídas hasta los 20 dólares, sostiene ahora que el descenso de producción que provocará el desplome de precio y de manera especial las políticas de ‘rescate’ al sector de Donald Trump con vistas “a las próximas elecciones” presidenciales en EEUU podrían impulsar el rebote del petróleo hasta niveles próximos a los 30 dólares en el segundo trimestre.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu